viernes, 13 de mayo de 2011

12 ° marcha de murgas- Domingo 8/5/11







GRACIAS A TODOS Y A TODAS POR COMPARTIR NUESTRA LUCHA CON ALEGRIA

Supongo, en mi pequeñez humana, que el pasado domingo 8 de mayo, el Padre Carlos Mugica estaría haciendo brillar su hermosa sonrisa, y eso cubrió todo nuestro querido barrio de Retiro. Por eso, tanta luz, tantas lucecitas de colores, tantos fueguitos con tanta chispa de alegría y de amor por una causa: la justicia, la igualdad, la solidaridad...toda esa explosión de pasión, risas, movimiento y magia murguera nos llenó de buena vibra a todos los vecinos y vecinas de la Villa 31, dejando en nuestros corazones la sensación de que cuando la gente se junta para un fin noble y puro, todo lo demás se disuelve...Una vez más, una bella marcha de murgas, la número 12 para la primer y única murga de Retiro, unió de un extremo a otro a la 31. Y una vez más, los amigos y amigas estuvieron presente, bajo un sol que derretía barreras, prejuicios y zonceras que los de arriba nos pintan para ahuyentar y dividir aún mas al pueblo. Caminar, bailar, tocar, cantar, disfrutar de una marcha de punta a punta en un barrio estigmatizado como el nuestro, es posible, y cada cual que ha podido vivenciar esta experiencia, seguro no la olvida, y por eso cada año que puede, vuelve. Seguro que vuelve. Gracias por eso. Por estar de nuestra parte. Por confiar en nosotros y nosotras, y no escuchar los ruidos externos de quienes buscan desunir, quebrar, matar nuestra historia y nuestra dignidad como barrio, como murga. GRACIAS, AMIGAS Y AMIGOS, Mugica vive, gracias a nuestra lucha . Nelly Azul Benitez
SALUDOS A QUIENES TRABAJARON PARA ESTA MARCHA!!!

miércoles, 12 de mayo de 2010

GRACIAS A TODXS POR HABER ESTADO








11° MARCHA DE MURGAS EN HOMENAJE AL PADRE CARLOS MUGICA

La verdad,quedamos todxs muy felices de haber compartido un nuevo año más marchando a lo largo de la Villa 31 con tantxs murguerxs, venidxs, en su gran mayoría, de muuuuuyy lejos (La Plata, Merlo, Florida, Villa Viorito, Berazategui, José C. Paz,Remedios de Escalada,Quilmes,La Matanza¡Rosario! Capital y seguro que me olvido de algunxs, así que pueden recordármelo,nomás!)
Como hace 11 años, esta marcha de murgas tuvo el objetivo de unir al barrio de punta a punta, llevando la memoria de un hombre con todas las letras, que nos dejó su ejemplo de lucha con dignidad, que es la única forma en que lxs de abajo podamos cambiar nuestro destino. Sin banderas, sin aparato, la murga Los Guardianes de Mugica sigue su lucha de resistencia, y agradece a todxs lxs amigxs que apoyan nuestra historia con la alegría arriba, porque..."una lucha sin alegría ¡es una lucha perdida!"

miércoles, 28 de abril de 2010

Diamantes en el barro, en la Feria del Libro Independiente y Alternativa


y este finde, estaré en la Feria del Libro Independiente y Alternativa, con mi libro "Los Guardianes de Mugica, diamantes en el barro" Lxs espero!!!

martes, 6 de abril de 2010

11er Marcha de murgas por la 31


DOMINGO 9 DE MAYO- 13.30 HS, CALLE 4 Y 5, FRENTE A LA TERMINAL DE OMNIBUS DE RETIRO.
Invitamos a murgas, compañeros/as y amigos/as, a sumarse a la 11er marcha murguera en la Villa 31, el 9/5 a las 13:30hs, y recorrer la Villa 31 junto a los guardianes para homenajear al Padre Carlos Mugica, nuestro guía, y para recordar el debut de nuestra murga en el barrio. ¡Lxs esperamos!
Contactos: Nelly (15) 5 134 0019, Ramiro (15) 5 5 528 1357

martes, 9 de febrero de 2010

CARNAVALES 2010

Gracias al esfuerzo de Los Guardianes de Mugica, y la colaboración de algunxs amigxs, nuestra murguita villera está pronta a salir a disfrutar de los carnavales de este año. Los trajes ya están, los pasos también, la percu a fuego furioso...y este sábado arrancamos por Avellaneda y luego seguimos viaje a City Bell, al corso de la Murga "Los divorciados de la mufa".
video

video

viernes, 6 de noviembre de 2009

Desmentimos lo publicado ayer por pàgina 12


Desmentimos lo dicho sobre nosotros en un artículo de Pagina 12
Necesitamos desmentir lo publicado en el diario Pagina 12 el jueves 5 de noviembre. Dicho artículo habla de un evento en la capilla Cristo obrero al cual asistió Alicia Kirchner y en el cual se menciona a la murga.

La murga Los Guardianes de Mugica no estuvo presente en el evento mencionado, y obviamente no recibió ninguna donación por parte del gobierno ni de ninguna de las entidades presentes.

Desde hace 10 años la murga se maneja de manera independiente, y todo lo que tiene lo consiguió desde su trabajo. Sentimos enorme necesidad de desmentirlo ya que la murga NO HA RECIBIDO NADA, ni tampoco lo había pedido. A pesar de tener una gran cantidad de necesidades que siempre fueron ignoradas por los gobiernos, ya que la murga nunca accedió a seguir a los punteros políticos ni quiso ser parte del clientelismo existente al cual denuncia desde sus canciones y desde sus practicas concretas.

En numerosas ocasiones, tanto con este gobierno como con los anteriores la murga ha sufrido el accionar de punteros políticos y se ha negado una y otra vez a los intentos de cooptación por parte de estos.

Sin más, agradeceremos difundir esta desmentida

martes, 14 de julio de 2009

NOTA EN EL DIARIO "CRITICA" sobre "DIAMANTES EN EL BARRO"

Domingo 12 de Julio de 2009
Diario Crìtica, secciòn Cultura, pàgina 30
Por Javier Sinay
Nelly Benítez, escritora y directora de la murga los guardianes de mugica
La villa tiene diamantes en el barro

Acaba de publicar su primer libro donde relata su experiencia villera. Las dificultades prácticas para escribir, su admiración por el sacerdote asesinado por la Triple A y los esfuerzos para mantener sus proyectos independientes de los poderes de turno.


Admiración. Nelly Benítez era una niña cuando el padre Mugica fue asesinado. Quiso homenajearlo en la murga que fundó.
En su casa de la Villa 31, Nelly Benítez recita los versos del poema “La calumnia”, de Rubén Darío, y su voz se alza sobre los ladridos de sus tres perros que, recelosos, se corretean en el patio de tierra, y por sobre el ruido de los camiones que pasan cerca. “Puede una gota de lodo sobre un diamante caer / Puede también de este modo su fulgor oscurecer / Pero aunque el diamante todo / se encuentre de fango lleno / el valor que lo hace bueno / no perderá ni un instante / Y ha de ser siempre diamante / por más que lo manche el cieno”. Las mismas líneas sirven de epígrafe para Diamantes en el barro, el libro que ella escribió y que Eloísa Cartonera acaba de publicar. Varios ejes recorren sus páginas: la referencia a la murga de Los Guardianes de Mugica, que Nelly fundó y dirige; los recuerdos del padre Carlos Mugica, el cura tercermundista asesinado que hizo obra en este barrio; y la historia de la propia Villa 31. Cuando los recursos económicos escasean, o los punteros del barrio le juegan en contra a Los Guardianes, o el establishment de la murga porteña los ignora, esas líneas son un refugio: “Por eso el título del libro tenía que ser Diamantes en el barro”, dice ella.

Ya en 2002 Nelly tenía la idea de escribir el libro. “Desde que nació la murga, en 1999, todos los que se acercaban me preguntaban las mismas cosas sobre Los Guardianes y sobre la villa, con mucha curiosidad. Entonces pensé en escribir la historia”. Como un sueño cumplido, siete años más tarde Los Guardianes de Mugica pudieron presentar el trabajo a puro bombo en la Feria del Libro. De los 463 ejemplares impresos, la mitad ya ha sido vendida (se consiguen en las librerías de Ediciones Paulinas, Patria Grande y Madres de Plaza de Mayo), cada uno único e irrepetible: las tapas, siguiendo la receta de Eloísa Cartonera, están hechas con cartón y pintadas a mano. “Usar lo que tira la gente para darle vida a un libro me pareció fascinante”, cuenta la directora.

Nelly es un personaje singular y sus memorias dejan claro que no se rinde fácil. Nació en el pueblo de La Eduvigis, en la provincia de Chaco, y llegó con su familia a la Villa 31 en 1969, cuando tenía un año. Para entonces, el padre Mugica ya era uno de los referentes sociales del barrio. Cuando Nelly tenía cinco años, una presunta brigada de la Triple A lo asesinó, pero su acción social había dejado una huella en esa niña de la villa: “Tanto hablaban del cura que yo tenía muchas ganas de ver a ese personaje que sería más o menos como el Zorro, el héroe favorito de mi infancia. Así que la primera vez que lo vi, realmente me pareció ver a un ángel”, escribe hoy Nelly. Y confiesa que el comentario recibido que más le gustó llegó de adentro de la murga: “Uno de los chicos me dijo que creía que todo lo que hice en mi vida fue un camino que desemboca en Los Guardianes de Mugica”.

Es que ella quiso evocar la obra de Mugica cuando fundó la murga, diez años atrás, y hoy asegura que nunca transaron con nadie. “Pareciera que sin el apoyo de un partido no se puede hacer nada, pero acá nosotros demostramos que no es así. Por eso hay muchos que nos tienen bronca adentro del barrio”, se enorgullece.

Pero aparte del relato que cuenta en primera persona lo que es vivir 40 años en la villa y más allá de su valor como contundente manifiesto militante, tal vez haya algo más en Diamantes en el barro que lo haga especial. Nelly Benítez es la única autora villera de la que se tiene memoria en mucho tiempo (¿o acaso la única en la historia?). Y las letras argentinas −cuyos escritores marginales han surgido del conventillo, del barrio bajo y del orfanato− necesitan, hoy más que nunca, autores villeros. “Tenemos abogados, médicos y dentistas adentro de la 31, pero escribir quizás suena a mucho”, dice ella. Y aclara que el verdadero problema es hacerse de los medios, algo inimaginable para los estudiantes de Letras: “Yo pensé que era fácil escribir un libro, pero no. Como no tenía computadora, escribía a mano y después lo pasaba en la casa de mi hermana, en Ezeiza”.

Sin embargo, al momento de sentarse frente a la máquina las palabras fluían como en una sopa de letras. Nelly escribe con la voracidad de los que han aprendido de todo lo que les cayó entre las manos. Y si Roberto Arlt hablaba de la “prepotencia del trabajo”, ella debería sentirse practicante de una prepotencia de la lectura: “Me leo todo en el kiosco de diarios donde trabajo. También me gustan mucho los libros de historia y las biografías: la del padre Mugica, la de Catalina de Rusia, la de Marilyn Monroe y el Diario de Ana Frank”. Además, cursó estudios de periodismo, locución y derecho, guiada por un amor al conocimiento que le inculcaron las maestras de la primaria. Aquella escuela quedaba “del otro lado”, en Barrio Norte, y era la que Nelly tenía más cerca luego de que la dictadura (en su campaña de erradicación de la villa) acabara con las tres que había en su barrio. En Barrio Norte conoció a los “mantequitas”, los nenes de clase media y alta que le cambiaron la forma de ver las cosas: “Tener contacto con ellos me abrió la cabeza, pero también es verdad que había mucha discriminación hacia los chicos de la villa”. Luego de terminar séptimo grado, Nelly tuvo que salir a trabajar, pero nunca abandonó la idea de estudiar y a los 18 años se anotó en una nocturna. “Está bueno salir del barrio y encontrarse con el mundo que existe más allá. Porque si te quedás acá está todo bien… ¿y qué ganas vas a tener de superarte?”.
http://www.criticadigital.com.ar/tapaedicion/diario493enteroparaweb.pdf